¿Qué es solvente? – Significado, definición y concepto

Solvente es una palabra con origen etimológico en el latín solvens, cuyo significado es “el que paga”. En la actualidad, el concepto abarca diferentes definiciones en el ámbito de la química (compuesto mayoritario de una disolución) o en economía (con dinero suficiente para hacer frente a un pago). En este artículo analizará detenidamente qué es solvente en todas sus acepciones posibles.

¿Qué es y qué significa solvente?

solvencia

En economía

Este término se refiere a la persona con capacidad para pagar un crédito, una hipoteca o recibir financiación. Asimismo, describe a alguien que carece de deudas, no está en números rojos. Es decir, puede cumplir (a priori) con sus promesas y sus propuestas, por lo que merece recibir liquidez si es lo que necesita.

Una empresa solvente puede pagar a sus trabajadores y clientes, no le falta dinero para continuar funcionando. En el mercado, es sinónimo de estabilidad, fiabilidad y equilibrio económico.

Para entender mejor la solvencia, tal vez te sirvan estos ejemplos:

  • Me dieron un préstamo para comprar la casa porque soy solvente, y ya he devuelto dos en el pasado. El director del banco se fía de mí.
  • No voy a trabajar con esa empresa. Tengo mis serias dudas de que me pague. Yo creo que no es solvente.

Como un verbo

También es la primera o tercera persona del singular del subjuntivo del verbo solventar, el cual es sinónimo de solucionar. En este caso, significaría poner remedio a un problema. Veamos un ejemplo.

  • Juan y Roberto se han metido en líos e irán a juicio. Espero que el conflicto se solvente rápido.

En química

solvente

Un solvente, también llamado disolvente, es una sustancia mayoritaria en una solución que disuelve a uno o varios solutos formando una mezcla homogénea, en la que los compuestos preservan sus propiedades químicas, pero no las físicas.

Dicho de otro modo, el disolvente se encuentra en más cantidad que el resto de moléculas, permitiendo su dispersión a lo largo de todo el volumen ocupado. Además, esta es la sustancia que define cuál será el estado (sólido, líquido o gas) en una solución.

En este sentido, existen diferentes tipos de solvente:

  • Apolares, como el aceite o el éter.
  • Polares, como el agua (disolvente universal) o el etanol. Estos se subdividen en apróticos y próticos.

Cabe destacar el proceso de solvatación, a través del cual un solvente engloba el soluto estableciendo así la disolución.

Por otro lado, hay unos compuestos volátiles y orgánicos conocidos como solventes orgánicos. Su principal propiedad reside en la volatilidad, ya que naturalmente van desprendiendo moléculas a la atmósfera, en la cual se disipan rápidamente. Por eso, los naturalistas los consideran una fuente de contaminación si se emplean en cantidades industriales o muy elevadas (por ejemplo, en el campo de la limpieza o la industria automovilística).

Con el fin de garantizar la salud del planeta, nacen los disolventes alternativos, unas sustancias que emiten mucha menos contaminación, cuidando así el medio ambiente. Específicamente, se clasifican en:

  • Benignos,.
  • Neotéricos.
  • Reactivos.

Y no solamente respetan la naturaleza, sino que sus procedimientos de fabricación involucran protocolos químicos altamente efectivos y energéticamente eficientes. Los naturalistas los llaman química verde, sostenible.

Si te ha resultado interesante este artículo sobre qué es un solvente, a continuación te sugiero leer otros parecidos en la categoría general.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *