¿Qué es la solidaridad? – Significado, definición y concepto

La solidaridad es un valor social que se asienta sobre las bases de una identificación con algo, compartir y apoyar a alguien para lograr un fin, asumiendo los riesgos sin un interés oculto. Es lo que la Sociología denomina “solidarizarse con una causa”. Pero… ¿de dónde viene este concepto? ¿Cuál es su origen? Su definición es mucho más extensa y, por ello, he elaborado este artículo sobre el qué es la solidaridad. Te aconsejo leerlo para entenderla mejor.

¿Qué es y qué significa solidaridad?

solidaridad

En primer lugar, debes conocer la etimología de este término, que proviene del vocablo latino soliditas en la que varios elementos de un “ecosistema” tenían la misma naturaleza y, por lo tanto, estaban unidos de forma homogénea.

Una persona solidaria se adhiere a una causa de un tercero con la intención de ayudar y contribuir en su proyecto mediante acciones altruistas y bienintencionadas. Su definición más pura se encuentra en el origen de la palabra y hace alusión a un comportamiento, llamado in-solidum en el que dos o más destinos se unen para seguir el mismo camino. En otras palabras, una persona no solamente ayuda sino que, por ejemplo, se compromete con todas las consecuencias que puede acarrear.

Adicionalmente, la solidaridad no tiene barreras ni entiende de prejuicios, eliminando cualquier tipo de condicionamiento.

  • Raza.
  • Orientación.
  • Religión.
  • Sexo.
  • Edad.
  • Ideas políticas.
  • Etnia y nacionalidad.

Si un ser humano necesita soporte, la solidaridad no conoce límites superficiales. Sin embargo, estas premisas se han ido apartando en la actualidad por culpa del marketing solidario, y en diversos casos carece de alguno de sus rasgos principales: justicia, honestidad, tolerancia, confianza, respeto. El concepto de solidaridad como valor verdadero es sinónimo de conciencia social y voluntariado, sin hacer notar tus acciones ni esperar recibir un favor a cambio. Es la única manera de equilibrar la igualdad en el mundo.

¿Qué dicen la historia y la filosofía respecto a la definición de solidaridad?

El cristianismo fue la primera religión en asignar la solidaridad a una sociedad para comprender a todos los seres humanos como iguales, sin clases ni estamentos, todos ellos hijos de Dios. Estamos dentro de una comunidad donde todos son hermanos, por lo que hay que buscar el bien común, sin intereses particulares que dañen la fraternidad. Cualquier individuo dentro de la comunidad cristiana debe ser solidario, y disponer del mismo bienestar social que el resto, sin privilegios frente al resto del grupo, solamente igualdad y respeto. Para ello, no es necesario que exista amistad.

La filosofía concibe la solidaridad como un fundamento para alcanzar el bien común, así como la subsidiariedad para desarrollar una sociedad sin pobreza, sana, sin colectivos desfavorecidos.

La solidaridad como derecho social

El Derecho también atribuye su propio significado al concepto en el que, según esta disciplina, la solidaridad unifica jurídicamente los derechos y obligaciones de una sociedad, atribuyendo el mismo nivel de responsabilidad a todos los individuos que la conforman. Sin ello, no existe progreso ni avance, ya que la colaboración con el todo es primordial para establecer la armonía sin diferencias.

Yendo más allá, actualmente, esta palabra se ha aplicado globalmente. Gracias al mundo 2.0 y a la tecnología, es posible enterarse de lo que sucede en todas partes y solidarizarse con los países subdesarrollados, aportando cada uno su granito de arena. Dicho de otro modo, se ha establecido una conciencia solidaria a la que cada vez se suman más personas para luchar contra la discriminación y la injusticia, en favor del beneficio colectivo. Como decían en aquella canción, We are the World, hagamos del mundo un lugar mejor para los niños del futuro.

Como puedes observar, ser solidario ha dejado de ser algo religioso.. De hecho, cada día más gente piensa que la Iglesia es una de las entidades menos solidarias del planeta, por los privilegios y lujos del Papa, los arzobispos y los obispos, así como por algunas de sus doctrinas como estar en contra del matrimonio homosexual. Ha pasado a convertirse en un término humanitario y genérico, que no distingue entre las personas, y únicamente vela por una comunidad pacífica llena de alegría y hermandad, dejando de lado a los virtuosos, el egocentrismo o la avaricia. Y, para conseguir este objetivo, hay que mostrar tres sentimientos o tipos de comportamiento:

  1. Compasión, imprescindible para comprender las desigualdades actuales, así como la triste realidad en la que vivimos.Entendimiento y aceptación de que todas y cada una de las personas tienen derecho a la dignidad.
  2. Globalidad. Las fronteras no existen a la hora de combatir la desigualdad y la indefensión de personas inocentes que merecen adaptarse a la sociedad. La solidaridad es universal y carece de barreras.

Relacionado:

Imagen cortesía de mkiellinikou.org. Si te ha resultado interesante este artículo sobre el significado de solidaridad, compártelo en las redes sociales y lee otros similares en la sección general.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *