¿Qué es la política? – Significado, definición y concepto

La política es una disciplina mediante la cual se toman decisiones trascendentales en base a una determinada ideología, con el fin de perseguir unas metas. Además, se refiere a la actividad del gobierno que lleva a cabo desde el poder para garantizar el bienestar social, la igualdad y reducir las confrontaciones de una población. Pero hay mucho más que contar acerca de esta definición; por eso, he elaborado este artículo sobre qué es la política y algunos detalles que tal vez desconozcas.

¿Qué es y qué significa política?

politica

Este concepto comienza a utilizarse de la mano de Aristóteles allá por el siglo V a. de C., cuando publicó una obra llamada con el mismo término. Su origen etimológico reside en el griego polis, que se refiere al conjunto de estados griegos donde existía una democracia parcial. Como ya he explicado alguna vez, es en esta sociedad donde aparece la necesidad de organizar el contexto de la vida humana y establecer un orden de gobierno que mantenga la paz y la prosperidad.

Las ciencias políticas son el campo de estudio de la política en todas sus formas: historia de la misma, actividades de los cargos gubernamentales, formas de gobierno (dictatorial, democrático, etc.). Los expertos de esta ciencia se llaman politólogos, mientras que los individuos que ejercen el poder en un Estado o pretenden hacerlo son los políticos.

> Aprende más sobre qué es gobierno <

Remontándonos milenios atrás, se piensa que la política nace en la etapa del neolítico, con la aparición de sistemas jerarquizados y las personas se organizan de forma que unas tienen más poder que otras. Previamente a esto, lo único que existía eran grupos en los que, por fuerza bruta o inteligencia, un líder tomaba las riendas del grupo y mandaba sobre el resto. De hecho, hay politólogos que también consideran esto como una organización política, por eso arriba he explicado que su antigüedad es idéntica a la de la humanidad. ¿Qué piensas tú?

En sus comienzos, el absolutismo dominaba el panorama político puesto que una sola persona era quien llevaba las riendas de su pueblo. Era en Grecia donde se empieza a practicar una democracia parcial, en la que los ciudadanos pueden tomar decisiones en asambleas. Más adelante, en la Edad Moderna, con la Revolución Francesa, el paradigma sufrió un punto de inflexión con la eliminación de los estamentos y la apuesta por las libertades. La Constitución de EE.UU. fue determinante en este cambio de política ya que, a partir de aquí, surgen las democracias en las que el pueblo adquiere mayor capacidad de decisión, y la división de poderes:

  • Ejecutivo.
  • Legislativo.
  • Judicial.

Actualmente, la forma política mejor valorada por la mayoría de seres humanos es la democracia, en la que los ciudadanos de un territorio eligen a sus representantes mediante el voto en unas elecciones, siguiendo las leyes que dicta una Constitución, también aprobada por los sujetos. Este sistema no dota a los gobiernos de poder absoluto y su principal premisa es representar los intereses generales del país, tanto en su interior como más allá de las fronteras. Sin embargo, en la práctica, vemos que no todo funciona de manera idílica, puesto que los políticos suelen dejarse llevar por sus ambiciones personales más que por el hecho de defender las ideas del pueblo. ¿Te suena la palabra corrupción? ¿Harto de escucharla en las noticias de actualidad, verdad?

> Conoce más sobre el concepto de democracia <

Más definiciones de política, según autores

El Diccionario de las Ciencias Sociales muestra este término como las propias acciones englobadas en este contexto, y “político” lo describe como adjetivo que representa cualquier elemento vinculado a ella, así como las campañas de los partidos, la profesión, el poder, etc. La RAE le atribuye un significado similar en el sentido de cómo se gobierna un pueblo.

Hay numerosas ideologías políticas con  las que un sujeto se puede identificar. Las de derecha, asociadas a la defensa del libre mercado y las propiedades privadas. En este sentido, destacan los conservadores y los liberales. En cambio, la izquierda lucha por el derecho a lo público y las igualdades sociales, entre los que cabe mencionar a los socialistas, los demócratas y los comunistas. Además, aquellos que van en contra del sistema se denominan anarquistas.

Dicho esto, existen múltiples autores que han transmitido su visión sobre el concepto de política, y cómo debería practicarse de manera exitosa. Uno de ellos fue el filósofo Platón quien, con su obra La República, expresa cómo se tiene que gobernar un pueblo: las almas de oro (personas sabias) son las que merecen estar en el poder para observar la situación real y mejorarla aplicando ideas perfectas con cambios profundos.

Otro de ellos fue Aristóteles, quien vinculó la política con la ciencia, y promovía el análisis de la cultura, psicología, economía y situación social mediante la elección causa-efecto. También hizo hincapié en la necesidad de la emergencia de una clase media que atenuara las diferencias entre los pobres y los ricos. Un dato curioso es que uno de sus libros más influyentes se titula La República, al igual que el de Platón.

Por su parte, Morin y Kern hicieron su contribución a través de documentos sobre ciencias políticas y arte. En ellos, le dan un enfoque multidimensional en el que evalúan la conciencia ciudadana sobre una sociedad, cuál es el mejor proyecto económico, plantear el sentido de la vida y cómo la muerte y nuestro comportamiento influye sobre la supervivencia de la especie humana. En esta línea, predicaban medidas políticas que protegiesen la naturaleza y cuidasen el medio ambiente para garantizar el futuro del planeta.

Gramsci defiende que un Estado debe tener como máximo objetivo su expansión y desarrollo, teniendo en cuenta y respetando la expansión de otras naciones para hacerlo en armonía. Gramsci expresaba su debilidad por gobiernos que se decantasen moderadamente hacia el corporativismo, dentro de un orden lógico. Por ejemplo, acusaba fervientemente a la guerra y otros medios violentos para poner en marcha dicha expansión.

Como puedes apreciar, la variedad de ideas es inmensa, pero todos los citados autores coinciden en que, para poner en práctica un sistema político, hay que hacerlo con la Ley por delante, con normas jurídicas que aseguren su cumplimiento y castigue a quien las viole.

Otros puntos de vista sobre el concepto

¿Qué más significados recibe el término?

  • Conjunto de todas las acciones y decisiones de índole estatal, económico, social, educativo, etc. que se toman desde el poder y afectan a problemas públicos. Es la actuación de un gobierno electo (o no) sobre sus grupos representados.
  • Desde otro enfoque, no se entiende como una dominación de un grupo sobre otro, sino como una interpretación entre todos los individuos y colectivos, incluyendo minorías, y estableciendo relaciones que permitan la convivencia entre ellos.
  • El ámbito del derecho y el jurídico definen la política siguiendo tres principios. Primero: diálogo y disputa de una oposición minoritaria con un grupo mayor para evitar el absolutismo. Segundo: Todas las actividades llevadas a cabo por un grupo que permite gobernar sobre la población. Tercera: Conjunto de acciones con el único objetivo de lograr un bien común y la paz.

Si te ha resultado interesante este artículo sobre qué es la política, a continuación te sugiero leer más en la sección general.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *