¿Qué es democracia? – Significado, definición y concepto

Democracia es una palabra que proviene del griego, específicamente está formada por los términos demos, que quiere decir “pueblo”, y kratós, que significa “poder”. Así, este concepto se traduce como “poder para el pueblo”, y hace referencia a su capacidad para la toma de decisiones en el ámbito político. Si quieres conocerlo todo sobre esta palabra y su definición, te aconsejo leer este artículo sobre qué es democracia.

¿Qué es y qué significa democracia?

democracia

La palabra se empezó a utilizar en Atenas, 500 años antes de Cristo. Hoy en día, la democracia consiste en un sistema de soberanía nacional en el que los ciudadanos de un territorio se organizan de manera que el poder queda en sus manos y no en el de una persona o un grupo reducido. Es decir, una decisión queda en manos de la mayoría.

Otra definición que se le atribuye alude al establecimiento de una conducta con el fin de que una región prospere en un marco de orden social y político. Normalmente, se suele sentar sobre el fundamento de la libertad, los derechos y las obligaciones de los miembros, el respeto a las decisiones de la mayoría y el voto como símbolo de la opinión.

> Descubre qué es la libertad <

Sin embargo, esto no se puede poner en práctica en una sociedad real. Por lo tanto, la estructura de una democracia consiste en un gobierno electo por los ciudadanos, que se organiza mediante un Estado de derecho. La voz de los individuos se transmite mediante votos, en el que otorgan un cargo electo a sus representantes políticos, quienes tomarán las decisiones en su nombre. Esta es la versión más aceptada siempre y cuando en la corriente política se establezcan leyes que respeten los derechos y libertades de los ciudadanos, así como contratos que fomenten la colaboración social y castiguen la desigualdad.

Antiguamente, ya había autores que defendían esta postura. Por ejemplo, Aristóteles hablaba del poder de la mayoría, mientras que el filósofo Platón mencionaba el gobierno de la multitud, en detrimento de una potestad regentada por una única persona (o familia) como es la monarquía.

> Conoce la definición de gobierno aquí <

Tipos de democracias

Hay diferentes tipos, según el papel que tenga el pueblo.

  • Democracia directa: También denominada pura, en ella los ciudadanos son los que toman las decisiones directamente.
  • Democracia indirecta. También conocida como representativa, Las decisiones no las toma el pueblo directamente, sino que, mediante sufragio universal, se eligen representantes que crearán, modificarán o derogarán leyes y marcarán el rumbo de una sociedad.
  • Democracia participativa. Es un modelo menos popular, en el cual las personas tienen la capacidad de formar organizaciones para influir en la toma de decisiones que afectan a lo público.

Asimismo, este modelo de convivencia poblacional se divide en diferentes tipos de sistema.

  • Parlamentario, en el que diferentes personas elegidas por el pueblo constituyen una cámara de gobierno denominada parlamento, y en ella realizan las acciones gubernamentales.
  • Presidencialista, en el que el poder ejecutivo tiene un líder concreto, normalmente un presidente de república, que cuenta con varios cargos de confianza como los asesores, secretarios o ministros.
  • Colegiado, que combina los dos sistemas anteriores. El poder ejecutivo está formado por el parlamento, y algunas personas elegidas por él serán presidentes durante un tiempo definido.

Características que definen una democracia

  • Plebiscito. Es la votación que sirve para dar la opinión a una pregunta formulada por el gobierno, generalmente asociadas a una cuestión de estado importantes como la independencia de Cataluña, un cambio en la toma de decisiones o la adaptación de un rumbo en cuanto a problemas de carácter internacional.
  • Referéndum. Similar al plebiscito, los ciudadanos apoyan o no nuevas leyes formuladas por una cámara representativa.
  • Revocatoria. El voto popular prohíbe o apoya una acción del gobierno, e incluso puede destituirlo si no han cumplido con sus promesas o no realizan su labor adecuadamente. También recibe el nombre de recall.
  • Iniciativa popular. Las personas se reúnen para proponer un proyecto de ley o reivindicar una acción política importante para la ciudadanía.
  • Jurado popular. Se combina con el poder judicial para determinar la culpabilidad o inocencia de un acusado.

Habiendo explicado todos estos puntos, muchos se preguntan si de verdad se puede constituir una democracia que defienda a la mayoría de la población, es decir, en la que exista igualdad, derecho y soberanía popular. Estas palabras son las que describen que el pueblo se encuentra verdaderamente representado y podrá seguir un estilo de vida sin discriminación.

Una garantía es la soberanía popular, ya que permite a los ciudadanos tener voz y voto frente a la actividad llevada a cabo por los organismos públicos y debatirla con otros ciudadanos. La libertad también es fundamental en un proyecto democrático, tanto individual como jurídica. La individual se relaciona con la capacidad de cada individuo de tomar decisiones propias en su vida, llevarla como le plazca. En al caso de la libertad jurídica, se otorgan derechos al ser humano para hacer lo que quiera mientras que no incumpla una ley. Además, estas leyes deben haber sido elegidas por el pueblo. Finalmente, la igualdad garantiza que todas las personas tienen los mismos derechos, obligaciones y oportunidades, algo que debe estar estipulado legalmente.

Un error que se suele cometer a es pensar que democracia es antónimo de dictadura, pero en realidad lo es del término aristocracia. Esta palabra significa que la organización política tiene una forma jerárquica, vertical, en la que existen distintos grupos de privilegios, obligaciones y derechos. En cambio, un Estado democrático posee una estructura horizontal.

Una realidad inalcanzable

Si pasamos a la práctica, nos damos cuenta de lo difícil que resulta conseguir una democracia verdadera que defienda los intereses generales de un pueblo, ya que los mismos ciudadanos suelen mostrar desinterés por la política. Normalmente, la razón reside en la desinformación, por lo que ceden en las decisiones de unos políticos aristocráticos que engañan constantemente a sus votantes y se alternan el poder con sus adversarios. Lo único que les interesa es asegurar su jubilación, un futuro en empresas que les den un buen sueldo a cambio de favores durante sus legislaturas gobernando.

Relacionado:

Si te ha resultado interesante este artículo sobre qué es la democracia y cuál es su definición o significado, a continuación te recomiendo leer más en la sección general.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *